(+34) 914 517 012 at@atranslations.com
Español | English

26
Ene

Lo que necesitas es un intérprete

«Buenos días, necesito un traductor para un congreso». Pues no: lo que necesitas es un intérprete. Debido a que la interpretación es una profesión minoritaria y poco conocida, los términos que se aplican a ella también son relativamente desconocidos. ¿Necesito un traductor o un intérprete? ¿Qué es un intérprete consecutivo? ¿Cuál es la mejor opción para una reunión de la junta de accionistas? ¿Y para una visita guiada por una fábrica? Hoy en AT | Accurate Translations aclaramos todas tus dudas para ayudarte a elegir la opción que mejor se ajuste a tus necesidades.

 

¿Traductor o intérprete?

En AT | Accurate Translations ofrecemos servicios de traducción e interpretación, así como asesoramiento lingüístico para que nuestros clientes encuentren la opción más adecuada para ellos. Sin embargo, para tomar la decisión más adecuada es importante conocer los aspectos esenciales de estos servicios. La distinción principal que se debe conocer es la siguiente:

La traducción es la producción de un escrito en un idioma que incluya todas las características (contenido, estilo) del texto original. El término «traducción» se aplica por tanto a los textos escritos, sean de la temática que sean; así, tenemos ámbitos como la traducción económica, la traducción jurídica, la traducción literaria y la traducción científico-técnica.

La interpretación, aunque consiste también en la producción de un texto en una lengua distinta a la del original, es una actividad diferente, ya que siempre es oral: discursos, conferencias, reuniones y toda clase de eventos con asistentes que no hablen el mismo idioma. Al igual que hace el traductor con el texto, el intérprete no sólo comunica la información del discurso, sino también el registro empleado por el hablante, su actitud y las emociones implícitas, por ejemplo. Igualmente, la interpretación puede referirse a cualquiera de los ámbitos mencionados anteriormente, ya que cualquier interacción humana es susceptible de ser interpretada.

Modalidades de interpretación

Cuando te hayas decidido a contratar un intérprete, tendremos que evaluar qué clase de interpretación es la que más te conviene.

  • Interpretación simultánea: esta es la modalidad que con más frecuencia se asocia a la figura del intérprete. Como su propio nombre indica, el discurso en el idioma meta se produce al mismo tiempo que el discurso original: el intérprete reproduce en otra lengua el discurso del orador mientras éste habla. Para esta modalidad de interpretación, que es la más adecuada para conferencias, discursos y seminarios, es necesario un equipo formado por una cabina insonorizada con un micrófono para el intérprete, así como receptores para los asistentes. Cuando la duración de la interpretación sea superior a una hora y media, el intérprete trabajará por turnos con un compañero.
  • Interpretación consecutiva: el intérprete comienza a hablar cuando el orador ha terminado su discurso. Durante el discurso, el intérprete escucha y toma notas que le permitirán reproducir íntegramente el contenido del texto. En el caso de discursos largos, el orador debe hacer pausas cada cierto tiempo para que intervenga el intérprete. Cuando se trata de discursos cortos, a menudo se prescinde de las notas. La consecutiva es la interpretación más adecuada para discursos protocolarios y presentaciones de productos, por ejemplo.
  • Interpretación de enlace o bilateral: mientras que en las dos modalidades anteriores la transmisión siempre es de la lengua origen a la lengua meta (por ejemplo, de inglés a español), en la de enlace los mensajes se transmiten en dos direcciones (de inglés a español y de español a inglés), por ejemplo en reuniones, visitas oficiales, debates o ferias. Dentro de la interpretación de enlace encontramos también la interpretación telefónica.
  • Interpretación susurrada o chuchotage: es un tipo de interpretación simultánea en el que el intérprete habla únicamente para una persona o un pequeño grupo en lugar de para toda la audiencia, por ejemplo en eventos donde hay pocos asistentes que no entiendan la lengua origen del discurso.
  • Interpretación en lengua de signos: el intérprete reproduce el discurso de forma simultánea en lengua de signos para hacerlo accesible a los asistentes con dificultades auditivas.
  • Traducción a la vista: con este último término parece que estemos tirando por la borda la división entre traducción e interpretación pero, a pesar de su nombre, la traducción a la vista es un tipo de interpretación especialmente frecuente en los ámbitos judicial y sanitario. Si los asistentes deben conocer el contenido de un documento escrito en otra lengua (como, por ejemplo, un informe médico), el intérprete realizará una traducción a la vista, es decir, lo traducirá al tiempo que lo lee, como en una interpretación simultánea.

Por último, cabe mencionar que cualquiera de las modalidades anteriores es susceptible de convertirse en una interpretación jurada, si resulta necesario que su contenido tenga la misma validez que el discurso original, por ejemplo, en el ámbito judicial. Este tipo de interpretación sólo puede ser realizado por un Traductor e Intérprete Jurado designado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación u otro organismo autorizado.

¿Qué formación tienen nuestros intérpretes?

Todos los intérpretes de AT | Accurate Translations han cursado estudios universitarios de grado o licenciatura y un máster de interpretación y poseen una extensa experiencia en cabina. Además, tienen formación en temas muy diversos, como derecho, medicina e ingeniería, lo cual garantiza que la información se transmita de forma fiel.

Si ya ha te has decidido a contratar a un intérprete para tu próximo evento, o si necesitas información adicional o ayuda para decidir qué modalidad te conviene más, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo, que estará encantado de aconsejarte.

Leave a Reply